Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2016

[31]

Los ojos que me vieron saben que no quieren verme otra vez. Buscar ojos nuevos.. ¿quién tiene ganas? ¿o la voluntad?

[29]

Por fin puedo esta noche hacer esto que tanto me gusta. No es esoni aquello. Es esto. Y es lo único que parece ayudarme.

[28]

Recortaba los ojos y desechaba el resto. Creía que así encontraría algún día unos ojos que me busquen a mí.

[27]

Entre las gotas esporádicas creí encontrar la inspiración. Sólo era el eco de la inmediata destrucción.

[26]

Pienso que es un día pero es otro. No es raro que me pase. Es tan igual todo. Lo que mata es la rutina.

[25]

Creí que sabía pero sospechaba que no lo hacía. Esas mentiras que uno se repite. Es más fácil creer.

[23]

Me puse contento por ver a alguien que jamás sabrá de mi existencia. Cosas de la vida.

[22]

Cansado de preguntar cosas que no tienen respuesta, busco cansarme de una alternativa similar. Buscar cosas que no se pueden encontrar parece ser mi actividad preferida.

[21]

Renglones vacíos, tinta ilesa; cuando no hay nada que contar.. Difícil imaginar una realidad alterna.

[20]

Miraba la hora y los números no cambiaban. El reloj se parecía a mi vida.

[19]

Si quiero sentirme mal, no tengo que hacer mucho. Si quiero sentirme bien, tengo que dejar de sentir.

[18]

Se acercan los días en los que me lamentaré de muchas cosas. Las mismas de siempre. Y los días también son los mismos. No sé por qué digo que se acercan cuando ya los estoy viviendo.

[14]

Tantas palabras tantas veces usadas, para decir siempre lo mismo. Es que el sentimiento es uno solo. Difícil describirlo de más de una manera.. difícil para mí, al menos.

[12]

Bellas notas que no formaban ninguna melodía. Pero sonaban a felicidad. De dónde venían, nunca lo supe. Nunca me animé a preguntar.

[10]

Creí haber escrito todo lo que sentía. Pero las hojas seguían en blanco.

[9]

Terminaba el día pero no en realidad. Siempre vuelve a empezar. Todo vuelve a empezar.

[8]

Decir mucho, decir poco, al final lo mismo da: es poco lo que se escucha.

[7]

Fue un viernes o quizás un jueves. No sé qué dije pero sabía la respuesta. Me daba igual. Algunos cuentos mejor terminarlos rápido..

[4]

Pienses lo que pienses, es probable que a nadie más le guste o interese.

“Para qué”

De dónde salen tantas voces, tantas palabras sueltas que pretenden significar algo. Voces extrañas, alguna vez (algo) familiares, que quieren reaparecer en temporada baja. Interés postizo que no tardará en esfumarse. Para qué responder, para qué molestarse..

[1]

Vida de frases sin terminar. Comienzos a duras penas, tropiezos sin contar.