Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2014

Salir, oscuridad, nada

Salir para ver un poco de esa oscura nada que tanto se parece a lo que me alimenta. Al menos, algo de luz hay en las calles. Luz y ruido y viento y vida. O algo parecido a la vida.

Ya no puedo

Ya ni caminar por el barrio puedo. Algo que hacía para distraerme, ahora.. no puedo. Ya no puedo. Oscuridad, envuélveme.

Aire, compañía

Es raro, porque son veredas algo oscuras. Pero me gusta caminarlas. Más, a estas horas. No es tan tarde pero está en el límite de las noches. Cuando la noche empieza a ser menos amistosa, por decir algo. Y, sin embargo, ahí me ven, caminando esas veredas raras, algo derruidas, llenas de hojas secas.

El viento, mi compañía.

Otoño (2)

(...) Caminar con paso presuroso, mientras el viento de otoño silba su melodía callada, y las hojas bailan una vez más su danza delicada. El cielo gris conquista la noche y las gotas también dicen presente, tímidamente, con la intención de disputarse el dominio de las sombras..