Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2010

Llovizna

Se vio las zapatillas húmedas y el gesto impostado y se preguntó..

—¿Adónde fue a parar la inspiración..?

Mejor salir a molestar charcos.. y que las malas influencias sigan golpeando. A lo mejor alguien les abre..

Niño, deja ya de joder con el Facebook

¡Qué fácil le hizo la vida internet a la gilada!

—¡Mirame, soy un activista, lucho por la libertad/la vida/los graffiti/las plantas!

Hace mucho (en el blog anterior) hablaba de los "revolucionarios de alcoba", esa extraña (y patética) especie de jóvenes que empapelan su habitación con posters de figuras agrandadas por la televisión y las estrellas de rock, que las llevan en sus ropas porque es cool y despierta la admiración de seres todavía más tristes que ellos mismos. Así funciona el mundo, ¿vio?

Ahora la onda es unirse a grupos de Facebook. Pero no cualquier grupo. No, ¡grupos de lucha! Con el puño cerrado bien alto, tocando el ventilador de techo o las lamparitas de bajo consumo. Unos clicks rápidos antes que mamá nos llame a cenar.

Así, uno tiene que ver (porque, lo admito, tengo un feisbukk), como todos se unen a grupos como Limpiemos el Riachuelo, Fundamentalistas del pan casero, 700000 firmas para que el sol salga 15 minutos después, Afeiten a los políticos y demás ocurr…

Viejos (malos) hábitos

Qué cosas tiene la vida, la mente, lo-que-se-te-ocurra.

Hablaba del estado ideal en el que prefiero publicar en el blog, de las cosas que supero, de las cosas que asumo.. y aparecen cosas nuevas. ¿Curiosidad? No es ésa la palabra que estoy buscando..

Recurro al diccionario.. morbo..

(Del lat. morbus).
1. m. enfermedad (‖ alteración de la salud).
2. m. Interés malsano por personas o cosas.
3. m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.

Podría ser, podría ser. No, es simple estupidez.

Si fuera otro, agarraría mis llaves y saldría. Pero, ¿adónde ir?

Brazos caídos

Admisión.

Es raro pensar en esto, realmente. La verdad, no lo pienso. No me detengo a pensarlo. Me doy cuenta si lo pienso. ¿Se entiende? Creo que es correcto decir que me detengo a pensarlo. A analizarlo, si se quiere.

Pero es así. He bajado los brazos. No sé cuándo pero se siente como algo a lo que ya me he acostumbrado. Se podría decir que estoy cómodo con ello, que no me costaría admitirlo (si me lo preguntaran). ¿Está mal? Me pregunto qué dirían mis amigos.

Acá es donde la audiencia debería reírse. ¿“Amigos”? ¿Dónde? ¿Quiénes?

—¿Has estado imaginando muchas cosas últimamente? ¿Escenarios, situaciones, diálogos?
—No. Ni siquiera eso.


Aceptación.

—Pero si es la verdad, aunque me digas que no, que está mal. No tengo nada para ofrecer.

Los diálogos desbordantes de frases hechas se suceden, a cualquier hora y en cualquier lugar. Ignoro esos comentarios. Miento; no los ignoro. Los escucho con atención y los agradezco con gesto amable. Sé que sus intenciones son buenas pero no me sirven. Las bu…

Brillan.. parte II

No sirvió de mucho que le dijera lo que pensaba. Bueno, en su momento sí sirvió. Una sonrisa por aquí, una sonrisá por allá, unas palabras amables..

Conversaciones cortas que no llevaban a ninguna parte. ¿Y qué pasó después? Al final aquello era una.. ¿una máscara? No, suena exagerado. Digamos que líneas muy finas delimitaban su(s muchas) personalidad(es).

Pasado el tiempo, los intercambios se convirtieron en algo más. No sólo la frecuencia era mucho menor, si no que lo que se decía no era lo mismo. O quizás sí, pero ya no se sentía igual.

—Pero a mí me gusta seguir leyendo tus palabras.. Me gusta seguir perdiéndome en tus ojos..

Nada mejoró. Todo siguió igual, en su lenta pero sostenida recorrida cuesta abajo. Palabras que en un momento sobraban (aunque en realidad eran pocas pero suficientes), ahora brillaban por su ausencia. Y el momento, la onda, la magia (perdón) se terminó.

Duran tan poco algunas ilusiones..

Brillan por su ausencia

Cuando no es mi intención figurar, recibo pinchazos por todos lados. Cuando intento sobresalir aunque sea un poco por encima de mi caparazón, nadie lo nota.

Típica histeria, seguramente. Es raro, muy raro todo (frase que repito bastante últimamente). Se ve que los tiempos cambian, no sólo las costumbres. Hace varios años me comportaba de la misma manera y obtenía resultados distintos. Ahora, con otras personas, totalmente ajenas a cualquier época anterior, todo resulta distinto.

Cómo se nota que antes tenía más paciencia.

Es raro, como ya dije. Raro, como esta entrada.



nota: las que brillan por su ausencia son las palabras.