Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2016

[22]

Cansado de preguntar cosas que no tienen respuesta, busco cansarme de una alternativa similar. Buscar cosas que no se pueden encontrar parece ser mi actividad preferida.

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

[21]

Renglones vacíos, tinta ilesa; cuando no hay nada que contar.. Difícil imaginar una realidad alterna.

[20]

Miraba la hora y los números no cambiaban. El reloj se parecía a mi vida.

[19]

Si quiero sentirme mal, no tengo que hacer mucho. Si quiero sentirme bien, tengo que dejar de sentir.

[18]

Se acercan los días en los que me lamentaré de muchas cosas. Las mismas de siempre. Y los días también son los mismos. No sé por qué digo que se acercan cuando ya los estoy viviendo.

[17]

Soñé que te sentía.
Soñé que me querías.
Soñé que existías.

[16]

El gris del cielo se trasladó al techo. Y a las paredes. Y a mí.

[15]

Sentado, parado, acostado; la perspectiva es la misma.

[14]

Tantas palabras tantas veces usadas, para decir siempre lo mismo. Es que el sentimiento es uno solo. Difícil describirlo de más de una manera.. difícil para mí, al menos.

[13]

El fresco de la noche me cobijaba. Era una soledad complaciente.

[12]

Bellas notas que no formaban ninguna melodía. Pero sonaban a felicidad. De dónde venían, nunca lo supe. Nunca me animé a preguntar.

[11]

Caminar de noches, a oscuras. Para no ver a quien no me mira.

[10]

Creí haber escrito todo lo que sentía. Pero las hojas seguían en blanco.

[9]

Terminaba el día pero no en realidad. Siempre vuelve a empezar. Todo vuelve a empezar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.

S*

Siempre vuelvo. Siempre vuelvo y busco todo eso que encontré pero no cuidé. Busco y encuentro, pero no lo puedo recuperar. Busco y observo, como nunca observé. Miro, veo, espío. Con detenimiento, con cuidado, con sumo interés. Miro como no miré cuando estaba cerca. Miro como debí haber mirado. Miro y siento la distancia. Siento y me molesta. Me molesta y me duele. Vuelvo, busco, encuentro, miro de lejos, lamento, siento, odio.

Apagado

Es una de esas noches en las que todo se siente desaparecer, paulatinamente. La metáfora justa –como si alguien la hubiera planeado– se dio con la luz, que lentamente se va atenuando. Sospecho que terminaré la noche a oscuras, o al menos a la luz del velador. Pero recién lo pensaba: si hubiera querido hacerlo por mi cuenta, no me hubiera salido. Soy pésimo para las metáforas.

Y esta noche es así: todo se desvanece. Si tengo suerte, me dormiré antes de desaparecer. En este caso, la “suerte” tiene que ver con evitar hacer lo único que podría ayudarme. Aunque la suerte, mala al fin, sería no hacerlo. Y despertar. Y ver cómo todo sigue igual.

[8]

Decir mucho, decir poco, al final lo mismo da: es poco lo que se escucha.

Fantasías

Pensaba en los retazos perdidos. Esos pequeños trozos de verdades a medio imaginar, a medio pensar. Pero que se sentían bien. Se sentían bien y cercanas. No llegaba a tocarlas pero las sentía ahí, al alcance de los dedos. Como todo lo que siempre, o mejor dicho nunca, tuve. Al alcance. Pero lejos. Cerca, pero inalcanzable.

Enero, sentados en el piso, tarde soleada

Había una verdad a medio decir, una verdad que se resistía a ser develada. Nuestras miradas no se encontraban, aunque yo lo deseara. La alfombra gris, los trocitos de papel, las carpetas encimadas, todo rodeado por nuestro silencio.

Cómo puedo recordar así esta imagen, aún hoy, tantos años después.

[7]

Fue un viernes o quizás un jueves. No sé qué dije pero sabía la respuesta. Me daba igual. Algunos cuentos mejor terminarlos rápido..

[6]

Ojos sinceros que dicen cosas falsas, mentiras que flotan entre dos.

[5]

Esas manos sueltas, lejanas. Dedos que desconocen, piel que ignora.

[4]

Pienses lo que pienses, es probable que a nadie más le guste o interese.

[3]

Vaso y media, idea y media. Dos vasos, ¿dos ideas?

Ahora.

Soñar con palabras que existen pero nunca escuchaste.

Obviamente

Recuerdo que se terminaba el 2015 y pensaba cómo no conté las cosas que me pasaron este año. Y es que no me pasó nada.

Nadería

Me iba a dormir pero se me fue el sueño. Tantas cosas que iba a hacer pero se me fueron.

[2]

Palabras perdidas en el camino, andar de bolsillos rotos.

[1]

Vida de frases sin terminar. Comienzos a duras penas, tropiezos sin contar.

“Para qué”

De dónde salen tantas voces, tantas palabras sueltas que pretenden significar algo. Voces extrañas, alguna vez (algo) familiares, que quieren reaparecer en temporada baja. Interés postizo que no tardará en esfumarse. Para qué responder, para qué molestarse..