Ir al contenido principal

Aire, compañía

Es raro, porque son veredas algo oscuras. Pero me gusta caminarlas. Más, a estas horas. No es tan tarde pero está en el límite de las noches. Cuando la noche empieza a ser menos amistosa, por decir algo. Y, sin embargo, ahí me ven, caminando esas veredas raras, algo derruidas, llenas de hojas secas.

El viento, mi compañía.

Entradas más populares de este blog

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.