Ir al contenido principal

Metáforas de segunda mano

Algunas personas pasan a mi lado, otras se detienen. Algunas hablan, otras ríen, revisan sus bolsos, sus teléfonos, sus recuerdos. Los autos siguen, giran, paran y vuelven a arrancar. El mundo sigue, como lo hizo siempre. De repente, momento me doy cuenta de dónde estoy. Pero no recuerdo por qué estoy ahí. ¿Tengo que volver? ¿Tengo que seguir? Es apenas un momento cualquiera de un día cualquiera, y sirve como metáfora completa de mi existencia.

Entradas más populares de este blog

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.