Ir al contenido principal

“Es como si no quedara más que el silencio..”

No sé qué es peor. Hay veces que una misma cosa llama a lo bueno y a lo malo. Y esa única cosa puede contagiar a otras. O quizás sean varias, cada cual con su propia historia. Y se juntan y son muchas y de repente uno está rodeado y no hay adónde ir.

Pasa el tiempo y queda poco a qué aferrarse. Es como si no quedara más que silencio.. pero el silencio también llama a lo bueno y a lo malo. Hablo de esas cosas que hacemos y nos recuerdan a otras personas, o a nosotros mismos, y no de la mejor manera. En este momento, mientras escribo, hago un par de cosas que me recuerdan más cosas malas que buenas. Pero es lo que tengo.

Son los ánimos que luchan. Y uno tiene que contemplar esa batalla. Luchan por nuestra atención, por nuestro dominio.

Entradas más populares de este blog

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.