Ir al contenido principal

Hablando de reconocer conductas

Ayer hablaba de encuentro de miradas. Hoy, de reconocer gestos. Yo caminaba rápidamente hacia un lugar, para buscar unos papeles, unos trabajos impresos. Ella caminaba en la misma dirección, pero mucho más despacio. Manos en los bolsillos, primero. Luego se acomodó su corto cabello. Aunque primero lo desacomodaba para arreglárselo después, y así un par de veces. Reconozco los gestos, te juro que sí.

Es el andar solitario. Sé que suena tonto, pero esas cosas.. esas cosas a veces se ven. La sonrisa, las maneras, los gestos.. son sinceros, pero cansados. Están teñidos de una melancolía que se puede palpar.

Chequeé por última vez los trabajos, se los entregué y nos despedimos hasta la semana que viene. Bajé las escaleras con una extraña sensación, mezcla de entusiasmo y algo más, menos agradable. Era un entusiasmo tímido, por supuesto. Pero a veces, reconocer en alguien más esos indicios, tan de uno y tan de pocos. Como dije antes, te hace sentir menos solo.

Entradas más populares de este blog

Abue

El sábado hizo un mes que murió mi abuela. No me cuesta escribirlo pero me cuesta creerlo. Y antes de eso, pasó un mes internada. Tanto tiempo pasó, y sin embargo parece que no hubiera pasado nada. Sigo sin entender muy bien, sigo sin creer nada.. o sin querer creer nada. Sigo porque tengo que seguir y no pienso porque es lo que me conviene. Un poco nos habíamos acostumbrado a que no apareciera mucho, pero estaba. Y ahora ya no está más, y es difícil admitirlo. Difícil, imposible. Algún día voy a caer, abue, y nadie me va a poder levantar. Ojalá estés bien, donde sea que estés. Con tu viejo Nacho, con tu gato Juan, con tus hermanos. Ojalá, ojalá.

Agradezco haberte dicho las cosas que debí decir mucho antes, y seguiré viviendo con la culpa de haber dicho o hecho otras cosas que no debí decir o hacer. Hasta que caiga del todo, brindo en tu nombre.

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.