Ir al contenido principal

Sin título II

Momentos en los que amigos, o la gente con la que se está en ese momento, deja de ser compañía. Y pasan a ser refugio. Un refugio en el que nos protegemos de los recuerdos, de esos rostros familiares que se niegan a convertirse en extraños. Refugio de nosotros mismos, también. Por qué no.

Marzo, 2006 (quizás 2007)

Entradas más populares de este blog

Sueña el tonto

Noches van, noches vienen. Sentado en donde no quisiera estar, pienso y veo lo que creo que quiero ver. Lejos están mi comodidad y mi seguridad; ya no importan. Sólo ese instante de irrealizable alucinación.

Engaños

Estuvo bueno mientras duró, me miento cada día.

Porque elijo recordar esos mínimos instantes en los que todo parecía estar bien. Incluso aprovechaba esos momentos para imaginar otros tiempos, más extensos. Quizás ya sabía que no podía durar. Que estaba sentado junto a un volcán de malicia, esperando para hacer erupción..

Nick Cave and the Bad Seeds

Vi a dios. Ya nada más importa.