Ir al contenido principal

Aspiraciones

Son ideas, ¿entendés?. Imágenes, pura fantasía. Una imagen que uno se crea en la mente, perfeccionando detalles con cada minuto que pasa.

Hace muchos años, hablaba de cosas así con una amiga. Cuentos de hadas, fantasías. Historias para chicos, también, por qué no. La existencia o no del consabido príncipe azul. Ella no creía. Yo le decía que sí, que esas cosas pasan. Que hay que creer. Con el tiempo, me dio la razón. Lo importante es creer. Hay muchos tipos de fe, como sabrás.

A veces, esos ideales se hacen presentes. Golpean tu puerta, recitan tu nombre. Dejás lo que sea que estés haciendo y vas a su encuentro. Una compleja elaboración de la mente que no sólo responde a tu anhelo, si no que prueba que lo real siempre superará a la ficción, a la fantasía. Todo lo que soñaste, todo aquello con lo que fantaseaste alguna vez.. delante tuyo, en toda su gloria. ¿No se siente mejor, acaso? Claro que sí.

Sabés que es así. La materialización de los deseos. Hasta en los más mínimos detalles.

Quizás el secreto sea anhelar cosas pequeñas. Aquello que los demás, todos los demás, dan por sentado. El deseo por lo posible, lo palbable. Lo probable. Lo absolutamente real.

Entradas más populares de este blog

Abue

El sábado hizo un mes que murió mi abuela. No me cuesta escribirlo pero me cuesta creerlo. Y antes de eso, pasó un mes internada. Tanto tiempo pasó, y sin embargo parece que no hubiera pasado nada. Sigo sin entender muy bien, sigo sin creer nada.. o sin querer creer nada. Sigo porque tengo que seguir y no pienso porque es lo que me conviene. Un poco nos habíamos acostumbrado a que no apareciera mucho, pero estaba. Y ahora ya no está más, y es difícil admitirlo. Difícil, imposible. Algún día voy a caer, abue, y nadie me va a poder levantar. Ojalá estés bien, donde sea que estés. Con tu viejo Nacho, con tu gato Juan, con tus hermanos. Ojalá, ojalá.

Agradezco haberte dicho las cosas que debí decir mucho antes, y seguiré viviendo con la culpa de haber dicho o hecho otras cosas que no debí decir o hacer. Hasta que caiga del todo, brindo en tu nombre.

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.