Ir al contenido principal

Ridiculez

Digamos que a veces intento algo diferente. Diferente a lo que hago habitualmente. No diferente a lo que hacen los demás. Los demás, viven otra vida. Los demás no importan. Salvo cuando intento algo diferente. Y los demás actúan como siempre.

Digamos que tiendo una mano. Que busco una mirada. Que espero una respuesta. Y nada sucede. Intento por los caminos normales, por los otros. Alguna ocurrencia aquí y allá, siempre entre comillas. Nada.

Un mensaje, algún significado oculto. Nada. Quiero usar una excusa anticuada y pienso, por algo será. ¿Será por algo? Alguna gente que me conoce, sería entendible. ¿Pero extraños? No hay caso. Siempre con las manos vacías.

Hace no mucho me puse un límite. Una vez más. Ese límite se acerca. ¿Y después? Después veremos.

Entradas más populares de este blog

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.