Ir al contenido principal

El recuerdo propone, la cabeza dispone

Si te contara el sueño que tuve anoche. Fue tan largo y detallado.. cuando me desperté, me pregunté ¿qué día es? ¿y la hora? Es que había vivido muchas cosas mientras dormía, te juro. Hacía mucho tiempo que no tenía un sueño así.. y no fue particularmente bueno.

Varias personas de mi pasado se mezclaban en una sola, y me tenía de aquí para allá. Al final, veía por fin una imagen de esta persona equis y no me resultaba conocida. Es difícil de explicar (además, ya pasaron muchas horas) pero me quedé pensando en eso. Me afectó, te diría.

¿Cómo se originó todo? Ya sabés que solemos soñar con aquello en lo que pensamos mucho durante el día. Por lo menos a mí me pasa. Y ayer había hecho varias cosas, en lugares conocidos (recordarás lo de revisitar lugares) y es posible que haya visto algo.. sin verlo realmente. Pero la imagen quedó grabada en el subconsciente. O en algún lugar. Como sea. No me voy a poner a explicar (o intentar adivinar) cómo funciona el mecanismo de los sueños.

La cuestión es.. muchas facetas revisables pasearon por ese mundo imaginario que construí en mi cabeza. Creo que debería haberme sentido distinto al despertar pero no fue así. Apenas si pude preguntarme qué había pasado realmente en mi cabeza. Cosas extrañas, realmente.

Esto no quiere decir que esté dispuesto a ver a ciertas personas que me visitaron en sueños, personas que no merecen tal calificativo (les queda grande). Se ve que mi conciencia o mi subconsciente o lo que fuera, tuvo un momento benigno y decidió perdonar por su cuenta.

Entradas más populares de este blog

El viejo terruño..

Terminó el año y nunca conté algunas cosas que tenía para contar: este año volví a Resistencia, lo cual se traduce en una sensación de derrotismo total. Pero no se sintió realmente hasta la última parte del año, momento en el que comencé a darme cuenta de las cosas que me habían pasado.

Además, sigo a algunas personas en redes sociales y seguir viendo su vida en BA me hizo mal. Es así, nomás, para qué lo voy a disimular. Pero bueno, resignado estoy desde que nací y así seguiré pasando mis horas. Mientras tanto, las tapitas de bebidas varias se juntan en un rincón.. aspiro a construir un fuerte con ellas. O una nave espacial.

Sueña el tonto

Noches van, noches vienen. Sentado en donde no quisiera estar, pienso y veo lo que creo que quiero ver. Lejos están mi comodidad y mi seguridad; ya no importan. Sólo ese instante de irrealizable alucinación.

De luces

Alguien que conozco llamó a alguien que nunca conocerá "luz de su vida". Por cuestiones que no vienen al caso (frase que se usa para rehuir explicaciones), me sentí pésimo. Al rato me preguntaba -y aseguraba- que yo no soy la luz de nadie. Y después me acordé: yo era la luz de mi abuela. Y me sentí todavía peor.

Todavía no termino de caer.