Ir al contenido principal

Gimoteos de domingo

Como suele suceder en estos casos, nada interesante resultó de aquellos comienzos.. ¿prometedores? Sí, quizás sea esa la palabra.

Pero el tiempo pasó y las personas no conectaron. Una de esas personas era yo, y es mejor sacar eso del medio cuanto antes. La otra persona.. la otra persona permanecerá en el anonimato, como se suele decir. Aunque sí puedo comentar que su nombre comienza, como el mío, con la letra "a".

Y es que, en cierta forma, ya hablé de esta persona. No hace poco, en una de esas típicas entradas lloronas que suelo escribir. (Alarma de aclaración innecesaria) Ni tampoco es una persona tan importante en mi vida como para hacer todo este pataleo pero (declaración con culpa) bien podría haberlo sido. O serlo, quién te dice. Me hubiera gustado, como ya dije. Cosas que pasan. Y demás frases de ocasión.

¿Cómo empezó todo? Ya ni me acuerdo. Alguna de esas giladas para las que tengo facilidad. Un par de mensajes y allá vamos. Con esa conectividad mínima que brinda internet, obviamente. No, nunca nos vimos las caras. Salvo en fotos. Pero no iba por ese lado. Había una sensibilidad aparente. ¿Te parece que no? Eran pequeñas cosas, palabras sueltas, pero a mí me parecía que sí. Son hallazgos raros, esporádicos. Por eso el entusiasmo. Así como digo que podés sacar todo lo malo de una persona instantes después de conocerla, también podés ver lo bueno. Me he equivocado antes, por supuesto. Con lo bueno, nada más. No te preocupes; tengo buen ojo para la porquería humana.

Pero me voy por las ramas, ves. Esta chica.. una lástima. Siempre digo lo mismo. ¿"Una pena" suena mejor? Pero lástima suena bien. Y es la verdad. La cercanía era otra ventaja, también. Pero bueno, como ya dije más de una vez, las ganas de la otra persona rara vez igualan las mías. ¿Y por qué deberían? Los demás tienen métodos más normales. Vidas más normales, también. Pero eso es otro tema. Ojalá esta personita se diera por aludida (cobardía encubierta).

En unos pocos días estaré viendo, una vez más, varias caras nuevas. Por ahí aparece alguien así y me olvido de todos estos podrían haber sido. Siempre es lo mismo. Siempre me estoy olvidando de las que podrían haber sido.

Entradas más populares de este blog

Abue

El sábado hizo un mes que murió mi abuela. No me cuesta escribirlo pero me cuesta creerlo. Y antes de eso, pasó un mes internada. Tanto tiempo pasó, y sin embargo parece que no hubiera pasado nada. Sigo sin entender muy bien, sigo sin creer nada.. o sin querer creer nada. Sigo porque tengo que seguir y no pienso porque es lo que me conviene. Un poco nos habíamos acostumbrado a que no apareciera mucho, pero estaba. Y ahora ya no está más, y es difícil admitirlo. Difícil, imposible. Algún día voy a caer, abue, y nadie me va a poder levantar. Ojalá estés bien, donde sea que estés. Con tu viejo Nacho, con tu gato Juan, con tus hermanos. Ojalá, ojalá.

Agradezco haberte dicho las cosas que debí decir mucho antes, y seguiré viviendo con la culpa de haber dicho o hecho otras cosas que no debí decir o hacer. Hasta que caiga del todo, brindo en tu nombre.

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.