Ir al contenido principal

Persistencia

Sé que no sirve insistir. Ni siquiera soy de los que insisten. Como te dije alguna vez, hace rato que bajé los brazos.

¿Para..? Para muchas cosas. El otro día se dio una charla con alguien, y hablábamos sobre motivos, esperanzas, voluntad y similares. Las razones que esta persona me daba parecían válidas. En serio. Pero no, una vez en casa, una vez en mi lugar.. es como si el mundo a mi alrededor se ajustara. No sé si lo ajusto yo o se ajusta solo.. pero las cosas vuelven a su lugar. Cada pieza cae en su lugar..

¿Para qué insistir? Si no se da hoy, se dará mañana. Si no se da mañana, tal vez pasado. Si no se da pasado mañana, tal vez la semana que viene. O el próximo mes. O el próximo año. Si hay a lo que lamentablemente me acostumbré es a esperar. Ya no espero que lleguen algunas cosas; sólo estoy cómodo en la espera. Suena mal, ¿no? Cómodo en la espera. Pero es la verdad. Cuando la resignación le gana a la voluntad..

Entradas más populares de este blog

Frase hecha

Como palabras dichas en otra realidad, algunas verdades retumban en mi cabeza. Pienso en lo que podría haber sido, y me río. Me río para no llorar.

Espejo

Estaba la luna pintada como en esos viejos cuadros que creía haber visto en primera persona. Estaba la luna triste, como ese triste bufón que veo en el espejo. Estaba la luna triste pero se alivió al ver que había un personaje peor en el paisaje. Estaba la luna triste. Estaba la luna. Estaba yo.